Jóvenes de las bibliotecas rurales con paso firme en su comunidad

Con paso firme en la comunidad, así se encuentra jóvenes entre hombres y mujeres integrantes de la red de bibliotecarios y bibliotecarias en organización con el Colectivo de Mujeres de Matagalpa. En […]
9:47 am
18/11/2019

Con paso firme en la comunidad, así se encuentra jóvenes entre hombres y mujeres integrantes de la red de bibliotecarios y bibliotecarias en organización con el Colectivo de Mujeres de Matagalpa.

Participantes comparten sus experiencias

En total participan 16 comunidades con más de 40 jóvenes que se destacan por atender bibliotecas rurales, además de realizar actividades educativas con la niñez.

Este trabajo les permite aportar al desarrollo de niñez y adolescentes de la comunidad, es un trabajo voluntario necesario dicen las y los participantes.

Eunice Lacayo desde el Área de educación dice que cada participante ha tenido reconocimiento por tener dedicación y esmero al momento de trabajar por la educación infantil, desean continuar en organización con este colectivo que brinda oportunidades para salir adelante.

https://youtu.be/LS5QZHyiJJw

La evaluación de esta labor comunitaria tuvo lugar el 15 de noviembre en el Colectivo de Mujeres donde se explicó sobre logros, dificultades y propuestas para el año siguiente, «Este es el encuentro final para hablar de qué manera podemos seguir, necesitamos autoevaluarnos para saber cómo ha sido el trabajo durante este año. Hay muchas propuestas para el próximo año, entre ellas las reforestación en las comunidades y el reciclaje», agrega Lacayo.

Jóvenes tienen nuevas propuestas para el próximo año

Duvan Dávila de la comunidad Ojo de agua dice que ha sido un año muy difícil ya que se han encontrado con dificultades que ponen en peligro el aprendizaje de la niñez, ante la situación ya buscan algunas soluciones,«Estamos buscando soluciones ante estas problemáticas, uno de los problemas que tenemos en nuestra comunidad es la distancia, como bibliotecarios nuestra propuesta es realizar los encuentros en las comunidades de ellos y ellas, para poder prevenir ciertos peligros».

«Ha sido importante porque salí de la rutina, me informe y puedo apoyar a otros chavalos y chavalas», expresa Duvan quien valora como positivo este proceso de formación como bibliotecario, «Es muy interesante tener información el convivir con otras personas y, transmitir lo información que obtengo con las niñas y niños».

Aliuska Matus de la Comunidad Jucuapa abajo se mostró comprometida para erradicar la violencia que sufre cada niño o niña que llega al espacio Rincón de los Sueños, para lograrlo se hace un seguimiento, y un proceso de concientización hacia padres y madres de familia, la esperanza es lograrlo según cuenta, «Nuestra idea es concientizar a las personas para que puedan llevar a la niñez a participar en los encuentros, para que lleguen a la biblioteca, estos espacios son de mucha ayuda».

Masiel Cruz Centeno habita en la comunidad la Amistad en la Zona Sur de Matagalpa, han pasado 6 años desde que inicio con esta labor y sigue firme para apoyar en su comunidad, «Es muy emocionante, ya son seis años de participar en estos espacios, es muy emocionante por que nuestro deber es educar la niñez para en un futuro sean personas de bien».

«El próximo año habrá capacitaciones para la juventud que desea continuar con esta labor de educación además se pretende reforzar conocimientos y de ser posible formar a otras personas que tienen toda la voluntad de integrarse a la red de bibliotecas rurales», finaliza diciendo Eunice Layo Educadora del Colectivo de Mujeres.

 


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Educación-en-Nicaragua

ONGs alfabetizan a mujeres desde el enfoque de educación popular feminista

Cosecha-de-agua-en-las-comunidades-Matagalpa-

Mujeres se benefician del proyecto cosecha de agua en Matagalpa

Obra de teatro genera análisis sobre la crisis de escasez y contaminación del agua

Qué es la fobia

Fobias, discriminación y miedo ¿Aumentan en tiempos de Covid?