Niña emprende idea de negocio en medio de la pandemia

Kimberly Castellano de 10 años de edad, en medio de la pandemia emprende idea de negocio, sin dejar a un lado sus clases; el internet ha sido muy útil pero también el […]
Radio Vos
4:42 pm
10/07/2020
Matagalpa, Nicaragua

Kimberly Castellano de 10 años de edad, en medio de la pandemia emprende idea de negocio, sin dejar a un lado sus clases; el internet ha sido muy útil pero también el apoyo de la familia. La niña asegura que luego de una cuarentena se dispuso a emprender, por lo que decidió hacer chapas, pulseras y collares con materiales de vidrio y, plástico.

Asegura que inició como un pasatiempo al ver a su mamá como las elaboraba, cuando la gente vio sus creaciones apareció la demanda así que vendió las primeras piezas e invirtió en materiales para seguir trabajando en casa.

“Mis abuelos, mi mamá, mis tías, pero también mi papá me dan ánimos para que yo siga haciendo algo que me gusta”, dice la entrevistada, esto le permite ahorrar dinero para invertir en sus estudios.

“Este material es fácil de desinfectar y se puede usar con mayor tranquilidad”,  dice Kimberly quien sueña regresar a las aulas de clases para enseñarle a otras niños y niñas como aprovecho el tiempo en casa.

Te puede interesar: Organización en Matagalpa ejecuta proyectos para el cuido del medio ambiente 

Kimberly Castellano, invita a las familias para que apoyen a los niños niñas y adolescentes en tiempos de coronavirus, muchos de estos están encerrados, tristes y no tienen pasatiempos, aprovechar estos días puede resultar más adelante una buena idea para sobrevivir.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Tres mil familias reciben paquetes alimenticios por parte de la iglesia católica

Desesperanza para productores de frijol en Matagalpa debido a poca exportación y cambios climáticos

Rebelión en Matagalpa 2018, el ejemplar del periodista Sergio Simpson donde narra los días turbios de la crisis

Fundación María Cavalleri abre sus puertas nuevamente