Sobrevivientes de cáncer de mama dicen: amo la vida, tengo sobredosis de amor

Tener un diagnóstico de cáncer cambió la vida de dos mujeres matagalpinas que sin antes conocerse vivieron experiencias encontradas, una se despidió de su pelo y su busto y logró terminar su […]
12:13 pm
21/10/2019

Tener un diagnóstico de cáncer cambió la vida de dos mujeres matagalpinas que sin antes conocerse vivieron experiencias encontradas, una se despidió de su pelo y su busto y logró terminar su tratamiento, la otra se enfrenta a su última quimioterapia, se resiste a seguir perdiendo su cabello y no se imagina sin busto.

Las esperanzas de vida, mantienen llena de fuerzas a la abogada defensora de derechos humanos Erika Prado, pero también a Dora Eugenia Estrada licenciada en Química y Farmacia, mujeres que viven cada día como si fuera el último de sus días.

En el 2015 Erika celebraba su cumpleaños junto a su familia y detectó un bulto en el seno derecho, al inicio creyó que eran ideas malas y después decidió confirmarlo con su esposo que le sugirió de inmediato ir al médico.

El cumpleaños fue difícil para Erika ya que su propio hijo la confronto hasta que decidió ir al médico.

«Mi hijo mayor me confronta y me dice, usted por qué no se quiere atender, me dijo tantas cosas que fui a revisarme, estaba asustada, luego me entregaron los resultados, mi esposo lee el resultado diciéndome que hay células malignas pero que te remite a otro examen, luego nos movimos a un hospital de la capital, me impactó mucho ver muchas mujeres», relata Erika.

Recuerda que vio a 800 mujeres unas en sillas de rueda, otras sin cabello algunas muy mal, pasó hasta encontrarse a una oncóloga profesional que le orientó 12 ciclos de quimioterapias, pero nunca le dijo tienes cáncer, desde entonces supo que amaba la vida.

«Empecé a llorar, pero me dí cuenta que amaba la vida y cuantas personas me aman también, hay algo que es muy importante, y es la sobredosis de amor que recibimos», expresa Prado.

Este es el inicio de las quimioterapias, los tratamientos son diferentes esto depende del tipo del cáncer asegura Prado, quien manifiesta que primero recibió quimioterapia y después le quitaron el seno, después radioterapias para quemar todo.

Agrega que en el Hospital Berta Calderón es centralizado y muchas mujeres se quedan en el camino, ella se siente afortunada ya que su familia estuvo allí todo el tiempo.

Entre sollozos la sobreviviente de cáncer nos cuenta que rogó a Dios que se la llevara de este mundo, “mi pelo se cayó de un solo, no tenía lágrimas”, cuenta.

«Ya no aguantaba más los dolores eran muy fuertes; cuando se cayó mi pelo fue uno de los momentos más difíciles, sentís que se te va la vida con cada mechón de tu pelo, cuando me dijeron que me iban a quitar el seno me preparé psicológicamente, hice un duelo de amor y despedida, no lo viví tan fuerte por que me preparé con un ritual de agradecimiento a ese seno que tenía que dejarlo ir, para que el resto de mi cuerpo pudiera vivir», relata Erika.

Este no fue un obstáculo para Erika quien apoya al Colectivo de Mujeres ocho de marzo, y aunque no tiene las mismas energías reconoce que este es un duelo que hay que soltar.

Después de 5 años de una detección de cáncer de mama, Erika se ha dado cuenta que tiene otro bulto, esto lo relaciona con el reciente foro en el que participó llamado “cuídate, cuando curarte no es posible”, asegura “no estoy curada” .

“Amo más la vida y me pongo mi mejor vestido siempre que salgo, las sonrisas de las personas y los ojos que me miran con tanto cariño hoy lo agradezco”, dice la defensora.

«Cuando ya me dijeron que tenía cáncer le dije a mi esposo, no andes diciendo porque me van a ver con ojos de lástima, pero después la vida y el caminar te enseña que la gente te quiere y apoya, estoy agradecida por las sonrisas, por las miradas», dice Erika.

Prado nos dice que el retiro de tratamiento es una lucha porque no hay voluntad del sistema de salud que le favorezca para no viajar tanto a Managua, le toca retirar cada tres meses, no hay apertura y piensa en las mujeres de escasos recursos económicos.

En el 2017, Dora Estrada después de ser operada de la columna también sintió una pelotita rara en el seno izquierdo y se fue de inmediato a hacerse chequeos médicos, hasta llegar a una biopsia que detectó un carcinoma de mama en tercer grado.

«Me mandaron a Managua empezaron al revés, en vez de empezar con la quimioterapia empezaron con la radioterapia. En esos momentos te sientes mal, es un terror y no hay una persona que no llore», dice Estrada.

“Me cambio la vida, pero la amo, me advirtieron que se me iba a caer el pelo, pero ni modo, yo tenía planes de viajar y hacer una vida diferente y todos mis sueños se truncaron, me toca pensar en el día a día, ya no puedo saber que pasara mañana”, reconoce Dora.

La familia ha sido el pilar fundamental para esta mujer luchadora, que hoy se prepara para recibir su última quimioterapia, recuerda que encontrase un nuevo bulto le obligó a tomar una buena decisión.

“Faltan diagnósticos y espero salir bien, mujeres atiendanse a tiempo, es doloroso, pero nos toca hacerlo”, expresa Dora.

Al finalizar la entrevista Dora relata que se atiende en el Hospital Regional de Matagalpa, donde hay una sala muy limpia, el oncólogo de Managua manda el tratamiento y ya el hospital se encarga de ponerle cada tres semanas la quimioterapia.

Hablar con otras mujeres ha sido sanador para Erika Prado y Dora Estrada, la sobredosis de amor y cariño de amistades y familiares ha sido el pulmón que da vida en medio de un cáncer que ha provocado sufrimiento y dolor.

La incertidumbre embarga sus corazones, pero siguen fuertes, animando a otras mujeres a luchar por lo más valioso, su propia vida.

Es importante mencionar que cada 19 de octubre se conmemora el día mundial de lucha contra el cáncer de mama, un día que permite la concientización para que las mujeres se realicen exámenes a tiempo.

Fundación MoviCancer contabiliza de tres a cuatro casos de cáncer de seno detectados por día, según estadísticas Nicaragua tiene un promedio de mil a mil doscientos casos nuevos por año, actuar a tiempo puede salvarte la vida.

 


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Acceso-agua-potable-Matagalpa-

Pobladores denuncian falta de agua potable, aguas negras y luminarias públicas

Bomberos-Matagalpa- atenciones

Disminuyen emergencias informan unidad de bomberos de Matagalpa

Tatto-Café-Matagalpa-

Buschting y Ramos, emprenden proyecto de café en Matagalpa

madre de fatima Martinez víctima de femicidio matagalpa

Familiares de Fátima Martínez inconformes con condena para femicida