Trabajar desde casa funciona, pero agota

En Nicaragua, la crisis epidemiológica ha traído un fuerte impacto en la actividad laborar, algunas organizaciones no gubernamentales han suspendido actividades y han enviado a su personal a trabajar desde casa como […]
12:26 pm
30/04/2020

En Nicaragua, la crisis epidemiológica ha traído un fuerte impacto en la actividad laborar, algunas organizaciones no gubernamentales han suspendido actividades y han enviado a su personal a trabajar desde casa como una medida ante la pandemia, pero ¿Cómo lo están viviendo las personas este aislamiento y teletrabajo?

En un sondeo realizado por Radio Vos algunas mujeres comparten que está siendo útil el hecho de estar en casa, porque atienden a sus hijas e hijos y hacen las tareas de la casa, aunque para otras esto es agotador, porque significa estar más pendiente de las redes, genera gastos económicos y, se sienten encerradas. 

Mujeres aseguran que el trabajar desde casa requiere más organización

Para Eunice Lacayo, educadora de una ONG el trabajar desde casa requiere una mayor organización, distribución y concentración, lamenta no poder estar en contacto con la gente que trabaja. Aunque está contenta de estar compartiendo con su hijo y su hija, algo que normalmente no hace por el trabajo, «Requiere más organización trabajar desde casa, no es fácil, pero en estos momentos es necesario», expresa Lacayo.

Te puede interesar: Internet una herramienta de aprendizaje en esta cuarentena

La educadora asegura que esta medida de aislamiento, resguardo y teletrabajo puede generar estrés tanto a las personas adultas como a la niñez porque genera cambios en la rutina.

La estrategia de teletrabajo es una vía en las organizaciones o empresas para evitar afectaciones en la salud, proteger a sus colaboradores y dar respuestas para el buen funcionamiento, enviando a sus equipos a trabajar desde casa. “Es una buena alternativa para poder cuidarnos, avanzar y analizar, salir de los pendientes que durante en el trabajo no se hacen por el ajetreo diario”, dice Lacayo

Alba Guillen, labora como enfermera en una organización, con esta modalidad de trabajo en casa, debe presentarse en ocasiones a la oficina y terminar algunos pendientes, cuenta que para llegar debe aplicar las medidas preventivas en la movilización para prevenir el virus.

Otra entrevistada expresa que, “A mí no me gusta, es muchísimo más cansado, todo el día hay que pasar con el celular en la mano, estar pendiente en lo que está haciendo cada una, en cada espacio, ya sea en Facebook, signal o el correo, también, tengo que estar detrás de las noticias y frente a la computadora, gastando más luz, buscando dinero para el internet«, además cuenta que esto le genera estrés ya que está más acostumbrada a trabajar desde el campo e interactuar con las personas.

Puede ver: Un año en la defensa de Derechos Humanos de las y los Nicaragüenses

Lacayo también extraña la colectividad y comenta que es doloroso no poder encontrarse, saludarse, conversar y compartir con sus compañeras de trabajo. Esta situación ha atraído muchos cambios, por ejemplo, las atenciones psicológicas que ahora se están atendiendo vía WhatsApp o por Zoom como una alternativa para las mujeres y jóvenes, aunque es un poco incómodo, pero resulta, cuenta una de las entrevistadas.

«Estar trabajando desde casa no esta tan mal, pero es un confinamiento obligatorio y me ciento encerrada, impotente sobre todo al ver tanta injusticia y no poder hacer nada, con respecto a las y los que no pueden irse a casa a resguardarse y protegerse de la corona virus, que son los que trabajan para el estado», expresa una de las entrevistadas.

«La esperanza es que todo pase pronto, sin tantas muertes que lamentar para poder respirar, caminar, expresarme libremente y vivir», concretan las entrevistadas. 


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Esperanza Sánchez presa política de Nicaragua

Presa Política Esperanza Sánchez sufrió dos atentados contra su vida

Efectos desbastadores en el medio ambiente por uso masivo de mascarillas y guantes

Estudiantes siguen expuestos ante el nuevo coronavirus, por la falta de cuarentena

En tiempos de coronavirus pacientes con VIH merecen respeto y solidaridad