Mujer dueña de su tierra, comparte experiencia de vida

Mujer dueña de su tierra, comparte experiencia de vida. Muchas mujeres en el mundo sobresalen y luchan por obtener una buena vida por medio de sus esfuerzos, como en el caso de […]
6:03 pm
10/03/2020

Mujer dueña de su tierra, comparte experiencia de vida. Muchas mujeres en el mundo sobresalen y luchan por obtener una buena vida por medio de sus esfuerzos, como en el caso de Carmencia Arauz Hernández, de la comunidad Guapotalito en el municipio del Tuma, del departamento de Matagalpa.

Mujer dueña de su tierra, comparte experiencia de vida

Hernández, se dedica a la agricultura; donde produce, cacao, café, guineos, yucas y malangas, granos básicos, entre otros, nombró sonriente.

La mujer tiene siete manzanas de terreno donde cultiva y produce un sinnúmero de alimentos en su comunidad. Durante años luchó por su derecho de acceso a las tierras para producir su propia cosecha.

Doña Carmencia trabajó durante quince años para los dueños de las fincas en esa comunidad, después trabajó al machete en el campo y logró comprar un solar, así construyó su propia casa, ahora es dueña de su propia tierra que trabaja con sus hijos e hijas.

También puede leer: Proyectos agroecológicos sostenibles

Años más tarde, ella se asoció a la cooperativa Augusto César Sandino, y después en la Asociación para la Diversificación y el Desarrollo Agrícola Comunal, (ADDAC), que empezó a promover reuniones tomando en cuenta el trabajo que realizan las mujeres en la agricultura.

En aquel momento, la mujer solicitó un préstamo para trabajar y se le concedió. Luego solicitó una parcela y también fue brindada, pero con mucha paciencia porque obtener respuesta de la solicitud llevó su tiempo “agarre la parcela y empezamos a trabajar aun en la sequía».

El terreno de Carmencia pertenece al corredor húmedo de Nicaragua y asegura que los efectos del cambio climático en ocasiones afectan sus producciones debido al descontrol de las estaciones.

La mujer y su familia promueven la soberanía alimentaria y aseguran que consumir sus propias cosechas es mejor por la nutrición que se obtiene ya que no se implementan químicos que descomponen los frutos y granos.

También puede ver: Mujeres protagonistas en el desarrollo social y productivo en Matagalpa

Entre la variedad de café, en la parcela de Hernández, cultivan el café Catimor y árabe que tienen un rendimiento moderado dependiendo de cómo se trabaje, en ocasiones la manzana da cuarenta quintales y 22 cajillas para el oreado del café una vez que se lava.

“Mi finquita”, nombra a sus tierras, doña Carmencia Hernández, orgullosa de la producción que ahora cultiva y cosecha.

El territorio está a 533 a nivel del mar. Su yerno y sus hijos, que también se dedican a trabajar la tierra, tienen su respectivo beneficio donde despulpan el café. En épocas anteriores, hacían este oficio con sus propias manos bajo la lluvia, agitando sus espaldas y rodillas que se inundaban de la pulpa del café.

Después del proceso de lavado del café, la pulpa queda arrinconada y luego enviada a un sistema de tratamiento para extraer y reciclar el agua para que haga su función con otras plantas que necesitan el líquido.

Entre sollozos y sonriente, Carmencia, asegura estar muy contenta por todo lo que ha construido a través de su esfuerzo y la tierra que sostienen una producción diversificada.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Esperanza Sánchez presa política de Nicaragua

Presa Política Esperanza Sánchez sufrió dos atentados contra su vida

Efectos desbastadores en el medio ambiente por uso masivo de mascarillas y guantes

Estudiantes siguen expuestos ante el nuevo coronavirus, por la falta de cuarentena

En tiempos de coronavirus pacientes con VIH merecen respeto y solidaridad