Mujeres enfrentan denigración y machismo en las comunidades

Mujeres a cargo del trabajo agrícola, enfrentan denigración y machismo en las comunidades; Vilma Castro Blandón, es de la comunidad La Tronca, en el municipio La Dalia, en el departamento de Matagalpa, […]
2:46 pm
16/03/2020

Mujeres a cargo del trabajo agrícola, enfrentan denigración y machismo en las comunidades; Vilma Castro Blandón, es de la comunidad La Tronca, en el municipio La Dalia, en el departamento de Matagalpa, y trabaja la producción de cacao en su comunidad, lo chapea, poda y corta cada quince día, lo alista y exporta a las acopiadoras cercanas y consigue ganar una buena cantidad de dinero tras varias horas de trabajo.

Para Castro Blandón, ser mujer y dedicarse a la producción agrícola, como también aportar a la economía, “es un logro porque otras personas desean hacer eso (trabajar el cacao) y no lo tienen”.

Castro Blandón, cuenta lo qué significa para ella ser mujer y trabajar la agricultura en un ambiente donde se ve la denigración y el machismo radica en las comunidades «Tenemos derechos como mujeres, y ahora podemos conseguir lo que nos hace falta», expresa Castro.

Le puede interesar: Mujer dueña de su tierra, comparte experiencia de vida

Respecto al derecho al acceso de las tierras, la mujer considera que no tiene problemas legales con las manzanas de terreno, mientras trabaja en la cosecha de cacao, maíz y frijoles.

Por su parte, Reyna Isabel Martínez, de la comunidad el Quililito número uno, en el municipio La Dalia, del departamento de Matagalpa, trabaja el principal problema que afecta a las producciones agrícolas, como las plagas destructoras.

Para Reyna Martínez, ser mujer es pensar en salir adelante, trabajar con la familia e intentar salir de la pobreza para mejorar las condiciones de vida.

Puede ver: Mujeres protagonistas en el desarrollo social y productivo en Matagalpa

Para un mejor trabajo en la producción de cacao, Reyna Martínez, asegura que es necesario; chapodar, limpiar y desinfectar el machete, para que el árbol no se dañe al contraer una infección. 

En distintos sectores de producción en Nicaragua, muchas mujeres asociadas a cooperativas y acopiadoras, se dedican al trabajo agrícola, desde la producción de granos básicos, café, cacao, huertos caseros y apicultura, donde sus ingresos provienen de sus propios esfuerzos mientras se las ingenian para sobrevivir en medio de la delincuencia, pobreza y discriminación hacia sus cuerpos.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Esperanza Sánchez presa política de Nicaragua

Presa Política Esperanza Sánchez sufrió dos atentados contra su vida

Efectos desbastadores en el medio ambiente por uso masivo de mascarillas y guantes

Estudiantes siguen expuestos ante el nuevo coronavirus, por la falta de cuarentena

En tiempos de coronavirus pacientes con VIH merecen respeto y solidaridad