Centro de atención especial implementa otras formas de atención infantil ante el Covid-19

En el marco de la crisis sanitaria que vive el país, por el Covid-19, centros de atención a niñas y niños con discapacidad se vieron en la obligación de cerrar a inicio […]
Radio Vos
1:54 pm
13/07/2020
Matagalpa, Nicaragua

En el marco de la crisis sanitaria que vive el país, por el Covid-19, centros de atención a niñas y niños con discapacidad se vieron en la obligación de cerrar a inicio de la pandemia, uno de estos fue el centro de estimulación infantil María Reyna, quienes cerraron en marzo para hacer una cuarentena voluntaria para prevenir el contagio.

Debido a la necesidad de atención que tiene la niñez se tomó la decisión de abrir con otras formas de atención que permitan atender a la niñez y evitar el contagio. La pandemia tiene un fuerte impacto en la niñez con discapacidad y es necesario que se les atienda, los padres y madres de familia demandan consultas.

La psicóloga Junieth Cruz, asegura que por la necesidad de continuar con el tratamiento y proceso a estas niñas y niños volvieron a atender tomando todas las medidas preventivas; también la estrategia fue cambiar de lo presencial a lo virtual, además de reestructurar todo el proceso psicoterapéutico, para continuar dando seguimiento al desarrollo de las terapias y asesorías a los familiares.

«En los procesos que se desarrollaban durante la terapia, hay algunos cambios, como la terapia grupal, para cuidar de la salud y evitar el contagio para el paciente y la terapeuta», explica la psicóloga.

Ahora se está trabajando de forma individual con cada paciente tratando de evitar no aglomerarse, en lo virtual, si el niño o niña cuenta con una persona mayor en casa se puede aprovechar la parte de aplicar la técnica del comportamiento social, agrega Cruz.

Puede leer: Movimientos de Jóvenes Lidia Espinoza en Matagalpa se reactiva 

Otros de los cambios en el centro es la terapia de lenguaje, antes se contaba con una especialista en lenguaje que viajaba desde Managua para hacer las terapias, en tiempo completo, porque en Matagalpa no hay, pero con el brote de la pandemia se ha hecho más difícil que ella, la terapeuta, asista. «Además, se necesitan más recursos económicos para movilizarse con seguridad hasta el centro, por tanto, se ha disminuido el periodo de consulta», Señala Cruz.

En las atenciones virtuales normalmente se trabaja con la presencia de una persona adulta para que guié y observe el proceso junto al paciente. En las consultas presenciales hay una serie de medidas para desarrollar el plan terapéutico, «niños y niñas con discapacidad son un sector vulnerable ante las situaciones que se desarrollan como consecuencia del virus, por ello es necesario atenderles, aun desde la virtualidad», dice la psicóloga.

Se desconoce cuándo se volverá a atender como normalmente se hacía en el centro, pero las atenciones no se detendrán por que la niñez lo necesita y las familias también, finaliza la entrevistada.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Economía de docentes despedidos: “Estamos viviendo tiempos duros que jamás pensamos”

Discapacidad: sin cifras actuales y problemas que resolver

Podría aumentar el delito de Trata de Personas en Nicaragua, por pandemia

Con prueba de COVID en sus manos, regresan Nicas de Costa Rica