Matagalpa y Jinotega cumplen dos años de Operación Limpieza

Uno de los episodios más difíciles que la población nicaragüense y el mundo recordará y que jamás olvidará de las protestas durante el año 2018, será la Operación Limpieza que realizó la […]
Radio Vos
11:09 am
17/07/2020
Matagalpa, Nicaragua

Uno de los episodios más difíciles que la población nicaragüense y el mundo recordará y que jamás olvidará de las protestas durante el año 2018, será la Operación Limpieza que realizó la Policía Nacional y grupos organizados de paramilitares, según denuncias documentadas por organismos de derechos humanos a nivel internacional.

En base a las denuncias realizada por las víctimas directas e indirectas esta se ejecutó por grupos antes mencionados que a bordo de camionetas y motocicletas vistiendo trajes oscuros y portando armamento, disparo sin piedad a un centenar de jóvenes, que intentaron defenderse desde sus barricadas de adoquines, y coloridas piedras manchadas de los colores azul y blanco.

Durante los meses junio y julio de 2018, las barricadas de varios departamentos del país, incluyendo a Matagalpa y Jinotega, fueron desmantelados, no quedó ni una sola piedra en pie, más bien, luto y dolor en muchas familias que hasta la fecha continúan pidiendo justicia.

En aquella ocasión durante el mes de mayo de 2018 se contabilizaban más de diez departamentos en los que hubo tranques en el país. Muchas personas que vivían en estas zonas decían sentirse más seguras por la protección que les daba la barricada que la llegada de policías y paramilitares.

Dilon Ramos, activista y excarcelado matagalpino, fue víctima de aquella aterradora tarde del siete de julio donde la Policía y Paramilitares desmantelaron e hirieron a muchos jóvenes que defendían con honor cada barricada. 

“Estaban disparando a una de las casas en la que nos íbamos a bañar y teníamos nuestras medicinas, (el puesto médico) y fueron a disparar”, recordó Ramos, señalando que no fue un día fácil ya que la intervención policial fue rápida, «no estábamos preparados, ya había temor. Para esas fechas ya habían caído los primeros matagalpinos», agrega.

Las únicas opciones que los jóvenes tenían era correr y defenderse con piedras detrás de cada barricada que ellos mismos habían posicionado en el sector del colegio San Francisco de Asís al sur de la ciudad, un ataque que duró más de cinco horas, “estuvimos lo más que pudimos, nos defendimos a como se pudo”.

Mientras estos actos de violencia se daban en Matagalpa, en la vecina ciudad Jinotega, pasaba algo similar, Jhonhy Leiva, contó que “grupos armados con fusiles de guerra ingresaron por la zona norte y sur, con el objetivo de llevar a cabo la «operación limpieza», esta terminó el 24 de julio en el barrio Sandino dejando tres auto-convocados muertos”.

Desde el 16 de Julio hasta el 24 del mismo mes, “La operación limpieza” en Jinotega fue incesante, se quería sacar a como fuera a todo aquel que estaba detrás de cada barricada.

Puede leer: Despale indiscriminado en la biosfera de Bosawás tendrá graves consecuencias, según especialistas 

Iván Irías, recuerda aquellos días, donde casi pierde la vida por una bala que pasó a escasos centímetros de donde él estaba y describe cuál es el recuerdo más doloroso de aquel ataque que hasta el día de hoy 16 de julio, se cumplen dos años, «lo más triste fue ver como se ensañaron con jóvenes que estaban desarmados y ver aun hombre rogando por su vida, mientras las madres lloran de impotencia».

A pesar de los recuerdos opacos, Irías también recuerda la valentía de la población que con distintas cacerolas salieron a las calles a enfrentar a la policía (en el barrio Sandino) exigiendo que se fueran porque “no los necesitamos”, acto que seguidamente conmovió a toda Nicaragua.

Jinotega durante aquella masacre de 2018, fue el último departamento en pie, la última barricada que se desmanteló pertenecía a ese departamento dice Ivan, el asegura que fue  la última en levantar sus tranques porque allí hay un buen número de excombatientes históricos opositores que se han mantenido en pié, también durante la represión  han luchado con las juventudes.

En una última intervención, Irías, criticó a las estructuras opositoras que se están formando diciendo que, “no han puesto énfasis en exigir todos los acuerdos en el primer diálogo, creo que hay más politiquería que deseos por libertad”, finalizó.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Femicidio-en-Jinotega

Familiares de joven embarazada asesinada en Jinotega exigen condena a femicida prófugo

Emprendimiento-de-nicas-en-Costa Rica

Ni de aquí, ni de allá, un proyecto emprendedor que trabajan matagalpinos en Costa Rica

Aumentos-de-femicidios-en-Nicaragua

Cadena perpetua por crímenes de odio, ¿Trampa o solución a la violencia de género?

Agricultura-en-las-comunidades

Más mujeres a cargo de proyectos agrícolas