Habitantes en riesgo y policía de Matagalpa no actúa.

Noches de desvelos, pedradas en los techos de la casa, agresiones físicas y verbales, denuncian habitantes del barrio Rodolfo López de Matagalpa quienes llaman a la policía pero más bien les cortan […]
Bo. Rodolfo López Matagalpa
10:45 am
12/08/2016

Noches de desvelos, pedradas en los techos de la casa, agresiones físicas y verbales, denuncian habitantes del barrio Rodolfo López de Matagalpa quienes llaman a la policía pero más bien les cortan las llamadas.

Así lo denunció una de las perjudicadas por la constante actuación de los delincuentes en su barrio.

Entrevista: Perjudicada (1:29)

La afectada dice que a nivel emocional es una situación desesperante para quienes se sienten amenazadas por los antisociales.

Los hechos violentos, dejan daños materiales y nadie responde por las afectaciones.

Entrevista: Daños (1.30)

La falta de actuación de la policía para resguardar la seguridad ocasiona que el principal agresor se sienta impune y le da pie a continuar cometiendo delitos materiales pero también hostigamiento sexual contra las jóvenes del barrio Rodolfo López.

Entrevista: Inseguridad (0.50)

Las y los pobladores están indignados y dicen sentirse sin esperanza en las autoridades policiales.

Por nuestra parte, le facilitamos el número de celular del comisionado Marlon Mendoza, quien es el jefe de todos los jefes de sectores de Matagalpa para que interpongan sus quejas.

Esperamos que el comisionado actúe antes que ocurra una desgracia pues la población ya está cansada y advierten que actuarán por su cuenta.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Virus-del-Papiloma-Humano

Día Internacional de Concienciación sobre el Virus del Papiloma Humano

Lucha-feminista-en-Nicaragua

Mujeres y sus luchas por la agenda feminista

Signos-banda-musical-en-Nicaragua

“Signos” una nueva propuesta musical en Nicaragua

Periodismo-independiente-en-Nicaragua

Mujeres con más acceso en el periodismo, pero aún con desafíos por vencer