El “Chele Iván” víctima de represión policial

José Iván González Irías, el “chele Iván” participó en las protestas ciudadanas iniciadas desde el 18 de abril del año pasado, a raíz de ello, el gobierno lo acusó; de secuestro, robo […]
7:01 pm
20/06/2019

José Iván González Irías, el “chele Iván” participó en las protestas ciudadanas iniciadas desde el 18 de abril del año pasado, a raíz de ello, el gobierno lo acusó; de secuestro, robo agravado, torturas y obstrucción a la vía pública, hasta cumplir 11 meses en la cárcel.

Iván, creció en Jinotega, estudió Ingeniería Agropecuaria y se ha desempeñado en diferentes oficios que le han permitido ganarse la vida de manera digna.

Él se muestra preocupado porque la policía lo señala como golpista y terrorista. Durante su detención le preguntaban dónde están las armas hasta llegar a ser torturado.

Entrevista: de qué me acusan
José Iván González Irías

«Mi pecado es que yo levanto la bandera azul y blanco; hay un derecho a protesta…», expresa el ciudadano.

Iván Irías, fue secuestrado el 27 de julio en el Pájaro Negro en el departamento de Río San Juan, al sur de Nicaragua, mientras se disponía a salir del país, él estaba con tres jóvenes más que le ayudaron con la decisión, porque su vida corría peligro.

El “chele”, fue trasladado hacia Juigalpa, Chontales, “yo lo llamo el viaje fatídico”, recuerda, mientras lo trasladaban hacia el “El Chipote”, en Managua, allí estuvo de cinco a seis días, según, Irías, allí vivió los peores días de su vida.

Entrevista: los peores días en el Chipote

«En el chipote estuve seis días, lo más triste es como te reducen psicológicamente…», cuenta José.

Detalló que las personas que lo señalaron de secuestrador confesaron a su padre, que ellos sabían que sus familiares eran personas trabajadoras, y estaban amenazados para inculpar al «Chele», estaban obligados a inculparlo.

Muestra de Radiografía

En Juigalpa, Iván, fue herido y golpeado por las personas que lo secuestraron en ese departamento, muestra de ello, fue cuando a través de su testimonio, dio a conocer las fracturas que sufrió una vez que lo trasladaron a La Modelo; como las lesiones en la boca, quemaduras de cigarros en su abdomen, piernas y otras zonas del cuerpo, además de una quebradura en el cráneo, provocada en el sistema penitenciario.

Entrevista: este es el resultado

«Yo no tengo por qué inventar, me caracterizo por decir la verdad», dice Irías.

Lesiones en sus rodillas

Iván quedó marcado por el trato inhumano, fue torturado y recuerda de manera constante las agresiones que soportó durante su estadía en el chipote.

Además, recuerda la última vez que fueron atacados, él y otros jóvenes en el barrio Sandino, allí presenció ver cómo murieron tres jóvenes que participaron de la lucha cívica, mientras señala con su mano derecha, la distancia en la que le pasó rozando una bala con dirección hacia él.

Entrevista: momentos duros

«Te desnudan tres veces, te pasan cosas por el cuerpo para revisarte, hay humillaciones…», cuenta Iván Irías.

El excarcelado político, se muestra indignado de saber que la policía se ensañó con sus alimentos, a su comida le metieron detergente y gusanos.

Entrevista: el estado de la comida

«En la última requisa que hubo mezclaron la leche, avena y la azúcar con detergente; nos cambiaron a otra galería donde no había agua», dice Irías.

Cicatrices en su espalda

Cuando el autoconvocado no obedecía las órdenes de los agentes, lo golpeaban en la espalda y la cabeza, agrega que no recuerda los rostros de los agentes policiales que le golpeaban porque tampoco podían dominar miradas, «nos bajaban a golpes».

El excarcelado fue circulado a nivel nacional por las redes sociales, y fue señalado como un delincuente peligroso de Jinotega, por esta razón sus secuestradores lo identificaron con facilidad.

Las tres personas que apoyaron a Iván para que lograra salir del país, fueron excarceladas meses antes que él, pero no escaparon de las torturas en las cárceles.

Con lágrimas en los ojos, Irías recuerda que estuvo un mes en el calabozo «ocho» de Jinotega, «esa celda fue como estar en el paraíso porque en el Chipote sufría demasiado».

“cuando ya me trasladan, iba con las lágrimas en los ojos, mi esperanza es que me dijeran vas para Waswali, no al chipote, pero cuando me llevaron a La Modelo, yo me alegré”, dice con voz quebrantada, mientras recuerda un tres de septiembre cuando lo trasladan del penal.

Entrevista: con quienes conviví

«Conocí mucha gente honorable, los reos comunes nos enseñaron a sobrevivir…», cuenta Irías.

Durante su estadía en las cárceles, nunca pudo ver a su progenitora, recuerda que los reos comunes le enseñaron a sobrevivir a los presos políticos, porque estos ya tenían experiencias en las prisiones donde se compartían el alimento.

“En La Modelo fue donde casi me mataron” manifiesta el excarcelado, mientras recuerda que cuando se subían al techo de las cárceles o cambios de galerías, los agentes llevaban a técnicas caninas y se formaban cordones de oficiales del penal, allí fue cuando le rajaron la cabeza.

Entrevista: más agresiones

«Eran patadas tras patadas, no les bastaba, nos agarraron con gas pimienta», cuenta Iván.

Irías, relató que “uno cuando está ahí, solo piensa en la muerte al ver tanta gente que está armada”, dice al consultarle si había pensado en salir o le harían más daño dentro de la prisión.

Entrevista: teme por su vida

«Uno teme por su vida, el 31 de diciembre uno de ellos manifestó, si nosotros queremos aquí los matamos», cuenta Iván.

El ex carcelado explica “La lucha de nosotros es cívica, dejemos de ser caníbales o comernos entre nosotros, levantemos la bandera, ejerzamos nuestros derechos, sobre nosotros brincaron los policías, y solo pudimos levantar la mano y no por cobardes, sino porque la lucha es cívica”, recuerda don Iván mientras estuvo en la cárcel.

En la celda 16-1 estuvo Iván, y recuerda cómo convivió con el preso político asesinado Eddy Montes.

Entrevista: celda y asesinato

«Don Eddy era una persona bien ilustrada, a diferencia de nosotros, él era una persona bien calmada. Ese día pasa Mayorga, cuando de repente se escuchan los balazos, al rato vienen los otros y dicen, pegaron a Don Eddy», relata Iván.

Después de este ataque el pasado 16 de mayo, el excarcelado Irías, se sintió devastado y sin nada qué hacer, ya que los agentes les reprimían de manera cruel e injusta, ese mismo día llegó la cruz roja, recuerda.

Luego de los ataques, “quedamos con traumas”, relata Irías, quien fue excarcelado el 30 de mayo, una vez que salió su sentimiento fue, como de sorpresa, “agarré mi maletita y jalé”, recordó, “nunca esperé ese día”.

El recibimiento en su ciudad, «fueron sentimientos encontrados», se abrieron los brazos y le dieron un pastel azul y blanco, «fue hermoso ver eso después de tantos meses», detalló.

Entrevista: recibimiento

El Chele sale a la calle con la frente en alto ya que asegura nunca le ha hecho daño a nadie, no tiene por qué meterse con las demás personas, y se considera una persona civilizada, sin enemigos.

Además, pide «Justicia, justicia», al consultarle qué exige al gobierno “si, pido justicia, porque después de venir de allí, (la cárcel), vos sentís que naciste de nuevo, yo miré de cerca la sangre», exige, «el pueblo se levantó”, reclamando a la policía que cumplan con sus deberes.

A pocos días de haber salido de las cárceles, ha recibido amenazas constantes en las redes sociales, y por personas afines al gobierno que se trasladan en camionetas, pero el apoyo de la población civil ha sido visible desde que salió de la cárcel.

El entrevistado, considera que el presidente Ortega es una decepción por todo lo que ha hecho, espera que actúe en base a los verdaderos principios que tiene el sandinismo.

Al finalizar la entrevista Iván Irías dijo ante este medio de comunicación, “Exijo Justicia, porque sí fui torturado, si fui secuestrado”, enfatizó.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Femicidio-en-Jinotega

Familiares de joven embarazada asesinada en Jinotega exigen condena a femicida prófugo

Emprendimiento-de-nicas-en-Costa Rica

Ni de aquí, ni de allá, un proyecto emprendedor que trabajan matagalpinos en Costa Rica

Aumentos-de-femicidios-en-Nicaragua

Cadena perpetua por crímenes de odio, ¿Trampa o solución a la violencia de género?

Agricultura-en-las-comunidades

Más mujeres a cargo de proyectos agrícolas