Defensora de DDHH marcada por la represión

“Ali”, una activista de la diversidad sexual y derechos humanos exiliada en Costa Rica quedo marcada por la represión, cumple un año en el exilio y sigue denunciando la ola de violencia a la que fueron sometidos miles […]
3:54 pm
03/09/2019

“Ali”, una activista de la diversidad sexual y derechos humanos exiliada en Costa Rica quedo marcada por la represión, cumple un año en el exilio y sigue denunciando la ola de violencia a la que fueron sometidos miles de nicaragüenses. 

La joven aseguró ante Radio Vos que fue asediada y víctima de violación por parte de miembros de la policía nacional y desde el vecino país continúa con su lucha contra ese gobierno que la forzó a salir de su tierra.

“Yo salí de Nicaragua con mucho miedo, en el aeropuerto casi me detienen”, denuncia la activista.

¡No salí para callarme!, dice la defensora que llegó a Costa Rica decidida a luchar por una nueva Nicaragua.

“A mí el imperio no me paga, lo hago porque viví una dictadura, viví la persecución y casi me matan, mis sueños están rotos” son las palabras de la universitaria que se muestra indignada con el giro que le tocó a su vida.

Audio: Testimonio de “Ali”

“Creamos el grupo de las “volcánicas” que es un espacio para platicar, sanarse y acuerparse entre mujeres, esto ha sido muy valioso porque somos feministas, si una se cae la otra la levanta”, relata la entrevistada que demanda una Nicaragua libre de machismo y que se tome en cuenta los derechos de las personas.

Con mucha lucha, pero acompañada, Ali sueña con el regreso a su patria, una Nicaragua inclusiva según nos cuenta.

“Necesitamos abrir bien los ojos para no repetir errores, se debe recordar que el amor y la paz es primero, buscar sanación es imprescindible”, asegura.

“Mi sobrino tienen 2 años y quiero que este en paz, él no sabe lo que es el odio, pero lo están fomentando, creo que debemos hacer entender a la población que habrá una Nicaragua para todos”, asegura.

Ali se muestra orgullosa de estar rodeada de matagalpinos valientes que han sido un brazo fuerte en Costa Rica. “Estas personas del norte han dado fuerza y esperanza en esta lucha”, expresa.

“Además, reconoce que esto no será fácil y vienen caminos difíciles, pero con la unidad asegura se podrá construir la nueva Nicaragua, será buena e inclusiva, la lucha valdrá la pena”, finalizó diciendo la defensora de derechos humanos.


Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

«Se hace urgente prevenir la violencia extrema hacia la mujer», expresa feminista

Defensoras de Waslala demandan mayor atención en casos de violencia

Femicidio en medio de la pandemia enluta a familia de Waslala

Docentes despedidos siguen exigiendo respeto a sus derechos al gobierno rojinegro