«Lápices de grafito e imaginación, todo lo que necesito»