Podrán apagar la Radio, pero nunca nuestra voz

El arte, un campo muy duro para hacer y vivir