Un niño que sueña con ser Bombero

Por la calles de Matagalpa se desplaza Cristopher Hernández Cardoza, de once años. Él vende enchiladas, tacos y tortillas, por varios barrios de la zona sur de Matagalpa, principalmente en el barrio […]
Radio Vos
3:51 pm
02/07/2020
Matagalpa, Nicaragua

Por la calles de Matagalpa se desplaza Cristopher Hernández Cardoza, de once años. Él vende enchiladas, tacos y tortillas, por varios barrios de la zona sur de Matagalpa, principalmente en el barrio Lucidia Mantilla.

La venta es de su madre, pero su hermano menor de 10 años lo ayuda, a vender. Tanto a Cristopher como a su hermano, su madre, los aconseja para que cuando sean adultos no anden en las calles y aprendan a leer, «estoy en cuarto grado, me gusta estudiar porque quiero tener una mejor vida para mí y para mi mamá», expresa Hernández.

Cristopher tiene varios hermanos, para el día de las madres, uno de sus dos hermanos mayores, sorprendió a su madre con dinero, acción que emocionó al niño. Para el día del niño, le dieron un carro y otros juguetes “hasta que me dio emoción”, dijo sonriente el niño.

El niño sigue estudiando de manera presencial en la escuela de Lucidia Mantilla, dice que no le gusta estar en casa, no quiere que le den guías ni recibir clases en línea debido a la pandemia, «no me preocupa tanto esta situación, por que ya han dicho que el coronavirus está lejos», según el niño esto se lo han dicho en clases.

La madre del niño, se lava las manos con detergente, jabón y cloro en casa. A las 3 de la mañana va al molino a moler el maíz, lleva su mascarilla, cuando regresa a casa se quita los zapatos, todo elemento plástico que lleva de la calle, lo quema en el fogón.

Te puede interesar: Niñez que trabaja en las calles vulnerable ante el Covid-19

En cuanto a las ventas, el niño asegura que están bien, casi a diario vende más de 60 tortillas, varias enchiladas, y al día saca 20 pesos de ganancias propias.

La familia del niño antes vivía en otro sector de Matagalpa, “allá en los cerros”, dice sin precisar destino.

Cuando Cristopher crezca y cumpla los 18 años, dice que quiere ser bombero para apagar los incendios de las casas, ganar dinero y ayudar a su madre cuando sea anciana, aunque su madre le insta a tener su propio negocio, él aspira a la actividad de bombero.

Historias como la de Cristopher y su hermano se ven a diario en Nicaragua, aunque la Constitución Política del país  en su Artículo 84 establece que: Se prohíbe el trabajo de los menores, en labores que puedan afectar su desarrollo normal o su ciclo de instrucción obligatoria. Se protegerá a los niños y adolescentes contra cualquier clase de explotación económica y social. Sin embargo se ven en la obligación de laborar para suplir necesidades básicas.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Economía-Nicaragüense-en-deterioro

Economía nicaragüense provocará más desempleo y aumento de labores informales

Regulación-de-agentes-extranjeros

Jurista de Matagalpa: Ley busca que no haya dinero para hacer movilizaciones políticas y se organice la oposición

Mujeres-rurales

El Estado sigue en deuda con mujeres rurales que padecen de cáncer

Terapia-Floral-Emocional

Terapia floral y alternativa presenta resultados efectivos según especialista