Jóvenes de la zona rural intentan sobresalir con pocos recursos ante escasez de oportunidades

En Nicaragua hay quienes gozan y quienes no de los recursos que ofrece este país por medio de diseños metodológicos y espacios de aprendizajes, por ejemplo, el campesino y el joven agricultor […]
12:02 pm
24/04/2020

En Nicaragua hay quienes gozan y quienes no de los recursos que ofrece este país por medio de diseños metodológicos y espacios de aprendizajes, por ejemplo, el campesino y el joven agricultor de la zona rural es quien menos se beneficia o tiene la oportunidad de estudiar una carrera universitaria, incluso algunos ni logran finalizar su secundaria.

Jonelvi Rivera, un joven de la comunidad San Miguel de Kilambé, en el Cuá, departamento de Jinotega, intenta finalizar su secundaria en el Cuá, para ser un profesional en el arte y la pintura, ya que de donde es originario no hay recursos.

El joven de 17 años, cuenta los problemas que hay en su comunidad y lo que tienen que hacer para sobresalir, «En mi comunidad no están completos los grados de secundaria y también no hay motivación, algunos chavalos por motivos económicos han decidido quedarse en casa», dice Rivera.

Puede ver: Hidroeléctrica recibe certificado de MARENA para convertir tierras en Reserva Natural

A diferencia Jonathan Sovalbarro, de 19 años, también originario de San Miguel de Kilambé, quien dejó de estudiar desde la adolescencia concluyendo apenas su cuarto grado de primaria, debido a un accidente y responsabilidades de familia, decidió trabajar y abandonar sus estudios académicos.

Aunque Sovalbarro no estudió hasta obtener un diploma, confía en que cuando tenga sus hijos intentará darles una mejor educación de la que él no pudo gozar.

En la comunidad San Miguel de Kilambé hay pocas oportunidades de desarrollo. La población vive de las temporadas de café, frijol u otros granos que se cosechan, se compra lo necesario porque el dinero se escasea.

¿Qué hace falta en la comunidad San Miguel de Kilambé para que la población se recree? Los jóvenes describen que hacen falta lugares donde puedan recrearse, reparación de las carreteras y mejoras en centro de salud.

Te puede interesar: Cooperativa juvenil de Matagalpa promueve el cuido de la tierra

Para estos jóvenes, en su comunidad no se les presta mucha atención a los procesos de desarrollo que necesitan. Pero están conscientes sobre la escasez de recursos que entran a la alcaldía municipal.

Abundan más las cantinas que los parques de recreación y centros de estudios, no existen taxis, la gente se traslada en sus vehículos privados y quienes no tienen, se trasladan en buses.

Otro problema, es que la calidad del producto u alimento es bajo y el precio súper alto. Esto también afecta la economía de los consumidores de la zona, «El salario es bajo y hay escasez de trabajo».

Los jóvenes viven en un lugar donde la violencia pareciera normalizarse, el peligro en las calles no es alentador y la policía no  regula los problemas de delincuencias, robos y asesinatos. Esto también, disminuye las motivaciones de la juventud en ese lugar.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Esperanza Sánchez presa política de Nicaragua

Presa Política Esperanza Sánchez sufrió dos atentados contra su vida

Efectos desbastadores en el medio ambiente por uso masivo de mascarillas y guantes

Estudiantes siguen expuestos ante el nuevo coronavirus, por la falta de cuarentena

En tiempos de coronavirus pacientes con VIH merecen respeto y solidaridad