Jinotegano relata violencia que recibió durante secuestro

El Jinotegano Jhonhy José Leiva Tinoco, es uno de los jóvenes que decidió protestar contra el gobierno desde el 18 de abril del año pasado, desde entonces, ser parte de las protestas […]
3:48 pm
19/06/2019

El Jinotegano Jhonhy José Leiva Tinoco, es uno de los jóvenes que decidió protestar contra el gobierno desde el 18 de abril del año pasado, desde entonces, ser parte de las protestas le costó muy caro.

Foto: Radio Vos Matagalpa

El joven desde que inició a participar en las manifestaciones cívicas, fue amenazado a través de las redes sociales por personas afines al gobierno de Ortega.

Más adelante lo buscaron en su casa para decirle que no se iba a salvar de un delito común, a lo que respondió que no tenía miedo, que iba a estar al pie de la lucha porque era algo justo y necesario, agregando que no seguiría permitiendo tantas violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, porque muchas personas estaban sufriendo.

En septiembre la policía llegó a su vivienda capturando a su papá y su hermano, luego paramilitares le amenazaron diciéndole que no le quedaba mucho tiempo, que mejor se fuera de su casa o del país.

El joven prefirió seguir en las luchas cívicas y a las dos de la tarde del 20 de diciembre fue capturado en su negocio de motos, cuando vio llegar una camioneta color gris, que se dirigía hacia él.

“Me paré de la silla y le puse las manos hacia el frente para que me pusieran las chachas, y un oficial de dirección de operaciones especiales me dio con el Ak en la cabeza”, detalló el joven, dejándole con secuelas graves en su cabeza, ya que desde esa agresión vive con fuertes dolores, según relató.

Relato completo de Jhony José Leiva

El joven fue trasladado hacia la estación policial de Jinotega por zonas en donde hubo un intercambio de vías, y uno de los agentes policiales se puso un pasamontaña y lo golpeó, según detalló.

Leiva, fue condenado a 25 años y medio de prisión; acusado de Terrorismo, secuestro simple, tenencia ilegal de armas y obstrucción de la vía pública.

En Jinotega estuvo durante tres días sin que se le realizarán investigaciones y fue trasladado a auxilio judicial el 23 de diciembre donde permaneció por 29 días, de estos, 11 corresponden a investigaciones frecuentes y golpizas en una celda de castigo.

“Cuando faltaron unos días para visitar el juzgado, me pasaron a una celda, creo que era la 34, me encontré con Lucia Pineda Ubau, ella se encontraba en la 36, igual la habían trasladado de celda”, manifiesta el preso político a quien le negaron visita, no le permitían que su familia le llevara alimentos y golpizas que recibía por el sub alcaide del penal, Venancio Alaníz, recordó el joven.

Pero,¿cómo se vive en el sistema penitenciario? el Jinotegano, cuenta, “la verdad es que es algo muy duro, sobrevivir en el sistema penitenciario Jorge Navarro, La Modelo, aparte de sufrir agresiones, torturas, a uno lo sacan a investigar a enchacharlo, golpearlo, siempre se han prestado al juego del Régimen de Ortega “, se refiere a la policía.

Entrevista: cómo se vive en las celdas

«Es duro sobrevivir en el sistema penitenciario, se sufren agresiones psicológicas y torturas…», cuenta el jinotegano.

El joven se negó a firmar un documento para no caer en los actos de corrupción de los agentes, y por esta razón, no pudo ser operado.

Las condiciones en la que el joven y muchos presos políticos se alimentaban en las celdas, “fueron bastantes duras”, asegura, que la comida que les daban “era pésima y le salían hasta gusanos”, recuerda.

Genssi Mairena de esta ciudad, Matagalpa, Nairobi Olivas, Noel Valdés y otros expresos políticos vivieron esta tortura junto al Jinotegano quien soportó este trato cruel e injusto en las cárceles de Managua.

Entrevista: como se alimentaban

«Si tenías un poco de alimento lo que hacían era botartelo o te le revolvían con jabón, la comida es pésima; fue bastante difícil sobrevivir», dice el joven.

El joven manifestó que uno de sus hermanos, está en el exilio a raíz de la crisis, ya que también fue sentenciada a prisión, estuvo a punto de ser capturado, remarcando que el inspector de la estación policial de Jinotega, le había hecho amenazas directas con encarcelarlos.

Leiva, es un joven que además sufre de unas lesiones que le dejaron límites de movimientos en su cuerpo, producto de un accidente que tuvo hace unos años, pero a los policías no les importó las condiciones físicas en las que este se encontraba, lo golpearon todo el tiempo sin importar que su vida estuviera en peligro. “Fui uno de los más golpeados, me enchacharon como alrededor de  seis horas de castigo”.

Entrevista: traslados judiciales

«Fui capturado el 20 de diciembre, el 23 de diciembre fui llevado hacia auxilio judicial y el 19 de enero me trasladaron a la Modelo», cuenta Leiva.

Las secuelas producto de las torturas, le dejaron serios problemas para dormir, tiene problemas en la columna y presenta dolores en las manos ya que permaneció enchachado durante muchas horas, el día más doloroso dentro de la prisión para él, fue cuando mataron a Don Eddy Montes el pasado 16 de mayo en La Modelo.

Entrevistas: Secuelas y los momentos más duros (1.50)

El expreso político también mostró a Radio Vos un tatuaje en su brazo izquierdo con el nombre de, José Benito Rodríguez, quien perdió la vida en este contexto de crisis política que se vive en el país, esta es una muestra de cariño y resistencia a los azules y blancos. “Luchó por ver un país libre, luchó por el sufrimiento de muchas madres nicaragüenses, que nunca estuvo de acuerdo por todo lo que ha hecho este gobierno”, lo recuerda el joven, mientras se ve el tatuaje.

Entrevista: tatuaje de Benito Rodríguez
Foto: Radio Vos Matagalpa

«Una vez que salí del sistema penitenciario yo decía que no quería seguir manchando mi cuerpo, pero en homenaje a él y para recordarlo siempre me hice el rostro de él en el brazo», cuenta el joven.

El 20 de mayo de este año, Leiva fue excarcelado, y lo único que se le vino a la cabeza, según detalla, fue agradecer por su libertad, pero sin ganas de celebrar porque en las cárceles quedaron más jóvenes detenidos. “Le di gracias a Dios, porque mi familia pasaba a visitarnos en un lugar horrible donde estábamos pasando sufrimiento, pero al mismo tiempo no salimos feliz, porque aún se encontraban personas detenidas y nosotros sabemos el sufrimiento y las dificultades que es encontrarse detenido allí”, remarcó, agradeciendo que la población jinotegana le haya recibido con unión, “la policía y el gobierno nos acusa de terroristas y la ciudad de Nicaragua, nos recibe como héroes”.

Entrevista: excarcelado y sin celebrar

Para informarse desde las prisiones, Tinoco recuerda que los presos comunes le pasaban el periódico a cambio comida, como una forma de apoyarse mutuamente, y por este medio aprovecho para mandar un mensaje a la ciudadanía nicaragüense. “Tenemos que seguir firmes, dignos, seguir unidos en esta lucha, la única manera de poder derrocar a este gobierno dictador, genocida, es a través de la unidad, no pueden haber más divisiones, no nos interesa de qué partidos vengan, no queremos saber más de políticas, solamente queremos una unidad para salvar al pueblo de Nicaragua,  que todas esas familias que han perdido a sus hijos, sean procesadas esas personas, enjuiciadas y que paguen por condenas, porque ellos (el gobierno), son los únicos que han causado el terror acá en Nicaragua, las armas de guerra  son ellos quienes las han andado, las únicas armas que nosotros tenemos es la bandera y el respaldo de la sociedad civil de Nicaragua, pedimos que se unan  y que sigamos apoyando esta lucha cívica”, declaró.

Entrevista: recibíamos Poca información

«La poca información que recibimos se la agradecemos a los reos comunes, ellos nos hacían llegar el periódico», cuenta el joven.

Las posibilidades de exiliarse, “han sido muchas”, dice Jhonhy, quien desde que fue excarcelado continuó trabajando en su negocio de motocicletas, pero con dificultades, ya que la policía lo sigue amenazando. “Me han ofrecido muchas oportunidades de irme fuera del país, pero no está en mí retirarme, tengo que seguir en la lucha, algo que tenemos que terminarlo todo el pueblo de Nicaragua, hasta que sea república”, manifiesta.

Entrevista: exilio e Inseguridad

«Es difícil volver a confiar en las personas, pero respaldamos a las personas que han confiado en nosotros», expresa el joven.

El tranque en el que estuvo activo Leiva, fue en el barrio llano de las tejeras, participando en las protestas desde que inició la crisis en el país, “que viva Nicaragua Libre”, exclamó.

El pasado 08 de junio, la asamblea nacional aprobó una ley de amnistía que perdona a todas las personas que han perjudicado la paz en el país, como lo remarca la ley, dejándoles en libertad.

El preso político rechaza esta ley, aduciendo que, “nosotros no necesitamos una ley de amnistía, no necesitamos ni perdón ni olvido, todo el proceso de esta ley es para buscar como dejar que sus seguidores del gobierno no sean enjuiciados por los crímenes de lesa humanidad, nosotros no somos terroristas, el gobierno se tendrá que ir, cueste lo que cueste”, finalizó el joven jinotegano.


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Grupo-Venancia-Matagalpa

«Ni una Menos Vivas y Libres nos Queremos»

Periodista-acusado-por-injurias

Periodista David Quintana a juicio por injurias y calumnias

Personas-vulnerables-ante-violencia

Personas con discapacidad también sufre violencia

Pocas-pérdidas-en-colmenas

Lluvias provocan pocas pérdidas de colmenas y floración en otras