Uso excesivo de químicos destruye las tierras productivas

En las comunidades rurales de Matagalpa y otras ciudades de Nicaragua, hay plagas que están exterminando las plantaciones y las cosechas de las y los campesinos que aplican productos químicos, que afectan […]
9:40 am
25/10/2019

En las comunidades rurales de Matagalpa y otras ciudades de Nicaragua, hay plagas que están exterminando las plantaciones y las cosechas de las y los campesinos que aplican productos químicos, que afectan el ambiente, y las producciones agrícolas.

Situaciones a las que se enfrenta el campesinado, está; la sequía, bajas producciones, las plagas, y otras afectaciones, por lo que recurren a utilizar productos destructores de las aguas, suelos y otras especies naturales. “Cuando se aplica veneno en los suelos, todo eso lo consumimos”, expone Eva Molina, defensora de los derechos humanos e impulsora del cuido del medio ambiente.

Molina, asegura que, “las plagas se van modificando y cada vez se tienen que aplicar productos más contaminantes y más tóxicos”.

«También está en peligro la salud de la persona que lo está aplicando, esto es un circulo que afecta todo y a todos, cuando se aplican venenos al suelo sabemos que eso también nos llega a través de nuestra alimentación», dice Molina.

Para Anabel Jerez, quien trabaja con el cuido al medio ambiente, asegura que es necesario dejar de usar los químicos que destruyen muchas especies naturales y que hay productos orgánicos que pueden ayudar y no destruir.

«Lo ideal sería no usarlos pero es ahí donde está el gran debate, existen productos amigables con el medio ambiente el tema es el costo, para un productor pequeño no es sostenible los altos costos de productos orgánicos, si uno puede usar productos amigables o hacerlos sería excelente para reducir los daños», asegura Jerez.

A toda esta problemática mundial, se suma la responsabilidad de quienes comercializan los productos químicos, destructores de las plantaciones y producciones.

En 2015, la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne) hizo un llamado a cumplir la resolución del Instituto de protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) de no utilizar productos con Etión, a un diario de circulación nacional.

El Etión usado en actividades agrícolas o pecuarias deja rastros en los productos. El contacto humano con este químico puede causar desde dolores de cabeza y vómitos hasta envenenamiento. Según Julio Sánchez, asesor ambiental, el Etión es uno de los plaguicidas conocidos como miembros de la “docena maldita” por las consecuencias que generan en el ambiente y en la salud humana, es parte de los químicos conocidos como de etiqueta roja.

Sánchez explicó que en Nicaragua la regulación sobre el uso de pesticidas es débil, aunque existe la Ley 274, Ley básica para la Regulación y control de Plaguicidas, sustancias Tóxicas y, Peligrosas. Para ambas ecologistas, dejar de usar elementos químicos, mejoraría la salud del ser humano y de la tierra misma, pero hay que tomar en cuenta ¿quiénes estarían dispuestos a pagar por esa salud que generaría las condiciones de vida en el planeta tierra?


Para que nuestra voz y tu voz se siga escuchando,
apoya nuestra labor comunitaria.

DONA AQUÍ

noticias relacionadas

Femicidio-en-Jinotega

Familiares de joven embarazada asesinada en Jinotega exigen condena a femicida prófugo

Emprendimiento-de-nicas-en-Costa Rica

Ni de aquí, ni de allá, un proyecto emprendedor que trabajan matagalpinos en Costa Rica

Aumentos-de-femicidios-en-Nicaragua

Cadena perpetua por crímenes de odio, ¿Trampa o solución a la violencia de género?

Agricultura-en-las-comunidades

Más mujeres a cargo de proyectos agrícolas